El 6 de julio de 2021, la Agencia Espacial China lanzó un satélite de comunicaciones de retransmisión nombrado Tianlian I-05 y fue enviado a órbita por un cohete portador Long March-3C. Lo cual significa, esta es la tercera misión exitosa de China en tan sólo cuatro días. Los satélites Tianlian sirven para facilitar las comunicaciones entre satélites en órbitas terrestres bajas y medias y estaciones terrestres.

Una segunda misión se llevó a cabo el 5 de julio de 2021 con el lanzamiento del primer satélite meteorológico llamado Fengyun-3E (FY-3E), enviado por un cohete Long March-4C. Según la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC por sus siglas en inglés), este es el primer satélite meteorológico del mundo en órbita matutina. Y su objetivo es mejorar la capacidad de medición del pronóstico del tiempo en China y para prevenir desastres meteorológicos, en medida de lo posible. Finalmente, el primer lanzamiento fue el del 3 de julio de 2021 con el envío de los satélites Jilin-1 01B, Xingshidai-10 y 3 satélites Jilin-1 Gaofen 03D a las órbitas planificadas lanzados por el cohete Long March-2D.

Anteriormente, la CASC informó en enero de 2021 que tenía el objetivo realizar más de 40 lanzamientos orbitales a lo largo del año 2021. Incluyendo el lanzamiento de un módulo de una estación espacial y diversas misiones de vuelos espaciales tripulados. De igual manera, las empresas comerciales chinas como: Landspace, iSpace, Deep Blue Aerospace, Expace y CAS Space también están planeando otros lanzamientos.

Es evidente el plan va de acuerdo a como lo mencionó Xu Hongliang, secretario general de la Administración Espacial Nacional de China (CNSA por sus siglas en inglés), a principios de julio de 2021 a los medios. Hongliang dijo: «Nuestro país se centrará en una variedad de objetivos de exploración, vuelos espaciales tripulados, infraestructura espacial y transporte». Y añadió: «Nuestra prioridad es replantear la perspectiva y duplicar el esfuerzo a fin de impulsar nuestra participación en proyectos espaciales a nivel nacional e internacional». Es importante destacar que la CNSA también tiene como objetivo mejorar las capacidades de aplicación de satélites de 2021 a 2025.

Cuando se trata de innovación espacial, es evidente China es un país enfocado a explorar el espacio por medio de múltiples lanzamientos y misiones espaciales. Y es que no solamente es importante para el país asiático realizar misiones al espacio exterior, sino que hacerlo en poco tiempo también parece una prioridad.