A tan solo unos cuantos días de festejar año nuevo, el mundo se prepara para decir adiós a un período que ah implicado un cambio radical en nuestras vidas.

Este año que se concluye ha sido uno de los más difíciles para la sociedad moderna, en donde se enfrentó un virus desconocido que rápidamente se convirtió en una amenaza para la vida humana. Pará la gran mayoría, ha significado perder a un ser querido, a un conocido, perder un empleo y una oportunidad. Perder una celebración o un inicio.

Y aunque en más de un sentido ah sido un año muy cruel,  es bueno despedirlo con una sonrisa, porque nos ah dejado una enseñanza en cada uno.

Que en los propósitos de esta ocasión no sólo sea bajar peso o viajar, sino que sea decirle te quiero a todas las personas que no has podido, que sea dejar volar tu imaginación e ir por aquello que tenías miedo, que sea la oportunidad de desear y buscar ser mejor.

Y a la espera de un año mejor, con mucha esperanza y fe, para ser mejores seres humanos y tener la oportunidad de volver a vivir como lo era hace meses.

¡Feliz año nuevo!

Por: Nayelly Palacios

Concluyó sus estudios de secundaria y preparatoria en la escuela Marista, Instituto Hidalguense y a base de esfuerzo y disciplina terminó los estudios de Ingeniería Civil en el Tecnológico de Pachuca.

Es egresada de la ingeniería que ha participado en diferentes áreas como es el deporte. Formó parte del equipo representativo de básquetbol, durante 3 años consecutivos.

Así como inició una educación básica en guitarra contemporánea en la cual tuve algunas presentaciones en la Escuela de Artes de Pachuca.

Sigo creciendo y aprendiendo, y voy en busca de cada día ser una mejor persona que aporte algo a la sociedad.