Como parte de las acciones de prevención y mitigación de riesgos, debido a los fenómenos meteorológicos, así como de la temporada de lluvias y huracanes; un notable avance lleva el trabajo de limpieza y desazolve de los drenes que existen en la ciudad, acción instruida por el alcalde Jorge Márquez Alvarado.

Lo anterior lo señaló el director de la Comisión de Agua y Alcantarillado del Municipio (CAAMT), Luis Enrique Hidalgo Hernández, quien puntualizó que los trabajos de limpieza de los cuerpos colectores de agua han tenido favorables resultados, gracias a una excelente logística de trabajo, empleada por el personal operativo de la CAAMT.

Desde que se iniciaron las acciones, el pasado ocho de abril, con el dren Mimila, se han atendido 246.72 kilómetros lineales, gracias al empleo de maquinaria pesada, como excavadora y retroexcavadora,  así como del personal operativo de campo que ha intervenido en estas acciones, lo cual representa el 70 por ciento del total de estos cuerpos colectores de agua.

En suma de estas acciones, se han retirado 383 viajes de camiones, haciendo un total de 7 mil 073 metros cúbicos, haciendo un equivalente a 11 mil 250 toneladas de material retirado, como lo es basura, lodo, tierra, y objetos acumulados en los cuerpos colectores de agua.

Estas labores, a la fecha se han hecho en los drenes Mimila, San Luis-Colomer, Huapalcalco, Rincones de la Hacienda; asimismo se han intervenido los drenes de Santa María El Chico, Buenos Aires, Los Pinos, Mimila en el tramo La Argentina, y Santa María El Chico, en su tramo comprendido entre Valle Verde-San Nicolás y San Basilio.

Luis Enrique Hidalgo señaló que no se tiene prevista una conclusión de manera puntual, dado que es una situación que dependerá de la disponibilidad del equipo mecánico, así como de la permisibilidad de las condiciones climáticas.

Ahora, solo restan los drenes, El Magisterio, con una superficie lineal de más de 900 metros, Britania, con una longitud de 3.1 kilómetros, así como acciones que se han venido solicitando en áreas rurales, lo cual se estará atendiendo próximamente, así; de esta manera Tulancingo avanza a ser una ciudad libre de riesgos por fenómenos, meteorológicos, concluyó el funcionario.