Organizaciones de la sociedad civil presentaron este jueves una campaña para evidenciar la importancia de mejorar la atención de cáncer de próstata, dar voz a los pacientes y sensibilizar sobre esta enfermedad en América Latina.

El Pacto Latinoamericano contra el Cáncer de Próstata busca que los pacientes tengan el timón de su viaje por el sistema de salud y sensibilicen a los tomadores de decisiones «sobre las brechas que existen para alcanzar una atención de calidad», dijo en conferencia de prensa Leticia Aguiar, coordinadora del Movimiento Latinoamericano contra el Cáncer de Próstata.

La activista afirmó que, a pesar de su impacto, este cáncer todavía es una enfermedad en donde los pacientes no cuentan con información suficiente sobre los exámenes de detección, y afrontan retrasos para conseguir una cita con especialistas, diagnósticos y un tratamiento adecuado.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en la región de Latinoamérica se diagnostican alrededor de 413.000 casos nuevos de cáncer de próstata al año y se presentan alrededor de 85.000 muertes por esta causa.

Además, se estima que uno de cada siete hombres será diagnosticado con este mal en el transcurso de su vida.

Aguiar detalló que en países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, Costa Rica y México la experiencia del paciente, su calidad y expectativa de vida dependen de su capacidad adquisitiva, su ubicación geográfica y el sistema de salud al que pertenecen.

«Sin embargo, todos los pacientes merecen las mismas oportunidades de acceso», refirió.

Mayra Galindo Leal, directora de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, apuntó que si bien es importante que los pacientes sean sensibles y conscientes de su rol, se necesita que el sector salud facilite el proceso de prevención y diagnóstico.

Refirió que es necesario que se tenga en cuenta que los largos tiempos de respuesta limitan las opciones terapéuticas y deterioran la calidad de vida de los pacientes, «permitiendo que la enfermedad pueda avanzar hasta una etapa metastásica», afirmó.

Aunado a ello, factores como la falta de continuidad en la relación con el médico tratante, la saturación del sistema, la poca capacitación del personal médico y la escasez de insumos para diagnóstico impactan negativamente.

«Se ven afectados la experiencia del paciente, el curso de la enfermedad y la expectativa de vida de este», zanjó.

Ana Patricia Chavarría, directora ejecutiva de la Asociación Pro Prevención y Lucha contra el Cáncer de Próstata, señaló que con este tipo de espacios «se busca informar y dar voz a hombres latinoamericanos para que puedan prevenir y tratar a tiempo esta enfermedad».

Indicó que un diagnóstico temprano ofrecerá más alternativas terapéuticas que se verán reflejadas en una tasa de supervivencia más alta.