Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señalan que 21.2 millones de hombres de 15 años y más se identifican como padres de al menos un residente en su vivienda. Considerando que el 19 de junio de 2022 se celebrará en México el Día del Padre, expertos destacan la importancia de reflexionar sobre las necesidades de los niños en sus padres.

Ana Paola Ramos, psicoterapeuta y fundadora del Instituto Artesánate, explicó a NotiPress que los hijos necesitan diferentes cosas de su madre y padre. Las madres proveen cuidado, ternura y nutrición, de acuerdo con Ramos. En cambio, los padres brindan seguridad, respaldo, protección y son un referente sano de autoridad. Al tener ambos roles se genera un contenedor seguro para el desarrollo psicoemocional de los hijos. Sin embargo, la psicoterapeuta no descartó la existencia de las familias conformadas por dos personas del mismo sexo o de las abuelas que terminan criando a sus nietos.

Por su parte, el también fundador del Instituto Artesánate, Jaime Guzmán, dijo que actualmente los roles de papá y mamá pueden intercambiarse porque las mujeres trabajan fuera de casa y los papás pueden realizar labores del hogar. Por lo cual, su presencia pueden fungir como guías para marcar las pautas para que el niño sienta compañía, escucha y ayuda.

Si bien, ser padre no viene con instructivo y es un camino de prueba y error, tanto Ana Paola como Jaime añadieron que existen herramientas y recursos que al llevarlos a la práctica, pueden contribuir a mejorar la relación padre-hijo desde una edad temprana. Para ello, compartieron, mediante un comunicado, cinco artesanatips para ayudar a los padres.

El primero es expresar los pensamientos, sentimientos y diferentes formas de manifestar el cariño a cada uno de los hijos. También, es importante hacerlos sentir que pueden contar con su padre, abrazarlos y escucharlos. En caso de no haberlo recibido por parte de los padres, es importante recordar que los hijos no son culpables de los vacíos emocionales de los adultos.

Como segundo consejo, recomendaron involucrarse en los intereses, gustos y preferencias de los niños y niñas. Así como aprender a identificar sus potenciales y áreas de oportunidad, incluso preguntarse la forma en qué se puede contribuir en su crecimiento.

También aconsejaron fomentar un clima de respeto y límites sanos, con integridad y congruencia. Aceptando las diferencias, hablando y conviviendo para ayudar a los niños y niñas a desempeñarse mejor en la sociedad. Igualmente, señalaron la importancia de predicar con el ejemplo, ya que, los padres son el modelo a seguir de los hijos. Finalmente, recomendaron compartir tiempo diario de calidad para conectarse, conocerse mejor y poder unirse como padre-hijo.

Asimismo, señalaron la importancia de elevar la consciencia e inteligencia emocional de los padres. Así como de sanar heridas y aprender formas sanas de amar y relacionarse para aumentar la calidad humana.