La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Secretaría de Salud de México, llevaron a cabo una capacitación a los profesionales de laboratorio de nueve países de América Latina, según un comunicado del 22 de junio de 2022 . Tal labor sería para la detección a tiempo de la viruela del mono o viruela símica, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)..

Especialistas nacionales y regionales capacitaron a profesionales de laboratorios de Belice, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Cuba, Panamá, Nicaragua, República Dominicana y El Salvador en formación práctica en diagnóstico molecular del virus. Además examinaron los protocolos de diagnóstico y detección con motivo de preparación y la respuesta a posibles brotes de la viruela del mono.

La detección puntual del la viruela símica en América Latina, es el primer paso para prevenir una prolongación, explicaron los especialistas, así como también detener un brote y suspender las cadenas de transmisión. Sin embargo, la viruela del mono es una zoonosis que se caracteriza por lesiones cutáneas o erupciones en la cara. Igual que en las áreas genitales, mucosas bucales, en las palmas de las manos y las plantas de los pies, llegando a extender a todo el cuerpo, señaló el informe.

Se define como caso sospechoso de viruela del mono, a la presentación de una erupción cutánea aguda, extendida e inexplicable en una persona que vive en países de América Latina, donde la enfermedad no sea endémica. Así pues, antes de cualquier análisis, se deben haber descartado padecimientos como sarampión, herpes zóster o varicela, apuntó la OPS.

Un caso probable cumple con síntomas de caso sospechoso, como el contacto directo con materiales contaminados y la exposición estrecha sin protección respiratoria. O haberse contagiado de otro caso probable o confirmado de viruela del mono, durante 21 días antes al inicio de los síntomas.

Desde la ONU aconsejan a los países de América Latina tener una detección oportuna de los casos probables o sospechosos. Para ello es necesaria la implementación de protocolos de detección molecular, recolección de muestras, respetar los protocolos de bioseguridad y las prácticas microbiológicas. Pues, estos procesos de recolección de pruebas de viruela del mono, pueden tardar de uno a tres días, a partir de que se recibe la muestra en el laboratorio.