Todos alguna vez hemos escuchado a alguien decir que otra persona le atrae “por su personalidad” o hemos justificado los actos de alguien más al decir o pensar “ni modo, así es su personalidad” … pero ¿cómo está conformada nuestra personalidad? ¿realmente somos tan distintos entre nosotros como creemos que somos?

La personalidad es un conjunto de rasgos y cualidades que moldean la forma de ser de todas las personas; este conjunto es tan único que pareciera que todos tenemos rasgos de personalidad distintos y completamente únicos. Goldberg nos diría que esto no es así y hemos vivido engañados; él desarrolló la teoría de los 5 grandes rasgos de la personalidad bajo el acrónimo OCEAN por sus siglas en inglés; cada letra del acrónimo se refiere a un factor específico que, lo creas o no, todos tenemos en mayor o menor medida:

  • Apertura a las nuevas experiencias (O): relacionado con la capacidad de buscar activamente nuevas experiencias; quienes tienen un alto nivel de este factor están buscando constantemente el cambio, la interacción con otros y se alejan lo más que pueden de situaciones que signifiquen tranquilidad o quietud
  • Responsabilidad (C): capacidad de autocontrol y diseño de acciones; quienes tienen un alto sentido de responsabilidad son grandes planificadores, sin embargo, requieren de un cierto equilibrio para no caer en los extremos de ser demasiado controladores
  • Extraversión (E): se refiere al grado en que una persona disfruta de estar rodeado de otros y compartir con los demás; estas personas tienden a querer hacer todas las actividades de su vida cotidiana acompañados, y a diferencia de los introvertidos, son poco tendientes a la reflexión
  • Amabilidad (A): este grado demuestra la capacidad de la persona de tolerar y respetar a otros; quienes tienen un alto grado de amabilidad tienen vocación para prestar ayuda y tienden a ser humildes, sencillos y muy empáticos con los demás
  • Estabilidad emocional (N): la estabilidad emocional se refiere a la capacidad que tiene una persona para afrontar las adversidades que se presentan en su vida de una forma tranquila y serena. Quienes tienen poca estabilidad emocional son aquellos que conoces coloquialmente como “de mecha corta” y suelen tener un comportamiento totalmente impredecible

Como ves, cada factor puede tener su opuesto y todas las personas podemos también estar en un rango alejado de cualquiera de los dos opuestos; sin embargo, todos tenemos aunque sea un poco de cada uno de los factores, así que la próxima vez que pienses que el conjunto de tus rasgos de personalidad es lo que te hace completamente único tal vez tengas que pensarlo dos veces, podrías encontrar más similitudes con la persona de enfrente de las que te imaginas.

Por: Carmen Lizola