De acuerdo con un carta del Senado de Estados Unidos, redactada por la senadora Elizabeth Warren, este organismo solicitó a la Comisión de Bolsa y de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) una pronta respuesta sobre su participación en materia de regulación de criptomonedas. Ello debido a los riesgos para los consumidores e instituciones financieras, en tanto poseen una volatilidad peligrosa y su especulación puede generar desde fraudes hasta pérdidas multimillonarias. En ese sentido, los actores económicos, especialistas, instancias reguladoras y bancos involucrados continúan con su evaluación sobre el panorama de regulaciones de estos activos digitales descentralizados.

Con el incremento de la demanda por criptomonedas en la nueva normalidad, el volumen de transacciones e inversiones mantiene incrementos y desplomes que pueden abarcar un día o semanas. Especialistas de CoinDesk indicaron, el precio del bitcoin bajó 7% al cerrar en 32 mil 639 dólares. Esta clase de fluctuaciones, que contrastan con el máximo histórico registrado en el primer trimestre de 2021, representan un impacto en las instituciones financieras y cambiarias. Coinbase, la plataforma de cambio de criptodivisas más grande de Estados Unidos, creció de 30 mil millones de dólares (mmd) a 335 mmd durante el primer año de la pandemia, indicó Warren.

El auge y volatilidad de las criptomonedas ha generado afectaciones y discusiones dentro del sistema financiero global, especialmente con respecto a las instituciones tradicionales como los bancos. En ese sentido, inversionistas y consumidores se encuentran ante un entorno de rápida evolución de activos digitales descentralizados, con participantes tan diversos como las tokens no fungibles (NFT), y monedas digitales de los bancos centrales (BCDC, por sus siglas en inglés). Según la plataforma de análisis de criptodivisas y blockchain CoinDesk, Estados Unidos busca la incorporación de CBDC para competir contra el mercado en China, donde existen fuertes restricciones hacia el bitcoin.

Por su parte, el medio especializado en criptomonedas CoinTelegraph informó, las disposiciones de regulación han aumentado especialmente en los países que forman parte del Grupo Acción Financiera Internacional (GAFI). Con base en información difundida por wikileaks, la regulación en Latinoamérica muestra divergencias importantes, sobre todo en El Salvador y México. Mientras el primero se convirtió en el primer país en reconocer al bitcoin como una de sus monedas de uso, en territorio mexicano no hay un cambio de posición. La más reciente declaración de la Secretaría de Hacienda y el Banco de México (Banxico) señalaron una falta de autorización financiera para operar con estos activos virtuales descentralizados.

Ante el actual panorama de regulaciones en el continente americano, los especialistas de análisis y plataformas de cambio indicaron que podría representar un riesgo para consumidores e inversionistas. Si bien la volatilidad advertida por el Senado estadounidense, el valor de este mercado se consolida como una oportunidad de crecimiento económico en materia de inversión y emprendimiento, agregó CoinDesk.