De acuerdo con especialistas en ciberseguridad, las empresas permanecen expuestas a los riesgos por ciberataques en la nueva normalidad. Cada segundo se registran 35 ciberataques en Latinoamérica, informó la compañía de seguridad digital y desarrolladora de software antivirus Kaspersky. Bajo esta línea, indicaron, las amenazas cibernéticas tuvieron un incremento de 24 en el transcurso del 2021, y el número estimado de ataques e intento de ataques fue de 728 millones.

En la opinión de expertos, los ciberataques representan un gran riesgo de seguridad para empresas en términos economía y credibilidad. Las organizaciones y empresas almacenan grandes cantidades de información que funcionan como activos; tales como cuentas bancarias, datos de clientes, y documentos legales. El acceso a tal información es unos de los principales atractivos y objetivos de los responsables de ataques cibernéticos, motivo por el cual resulta indispensable contar con mecanismos y conocimientos especializados para mitigar riesgos.

Tiber Anglin, director de arquitectura tecnológica de la compañía Data Warden, informó para NotiPress, las empresas deben considerar sus sectores al solicitar medidas de ciberseguridad. Diferentes sectores y giros de negocios presentan riesgos que no son comunes a todos, así como otras necesidades de infraestructura. No obstante, un ambiente más seguro en materia de ciberseguridad puede abarcar necesidades en común entre diversos sectores, así como la asistencia de expertos en temas de vulnerabilidad, agregó.

Un estudio de amenazas globales realizado por el grupo de mercado Thales informó, 82% de las empresas se encuentran preocupadas por los riesgos de ciberseguridad. Según una investigación de científicos del Banco de Zhengzhou, China, los ciberataques más comunes involucran software malicioso (malware) por medio de programas y herramientas que usuarios abren en sus dispositivos electrónicos. Entre ellos se encuentran los programas troyanos que se hacen pasar por software seguro, virus, negación de servicios de red, programas de espionaje, y suplantación de identidad.

Data Warden informó, en el caso de las empresas dedicadas al comercio electrónico (e-commerce), su infraestructura de ciberseguridad debe resistir miles de visitas web de manera simultánea. Los ataques por negación de servicios (DoS) aprovechan cuando un sitio no tiene la capacidad de resistir un gran número de visitas generadas de manera súbita. Una posible solución es invertir en aplicación web de firewall (WAF, por sus siglas en inglés), encargada de evitar que el sitio quedé fuera de línea durante el ataque. Por su parte, Dmitry Bestuzhev, director de investigación y análisis de Kaspesrsky Latinoamérica, informó que la piratería de software facilita ciberataques en las empresas. La región cuenta con un alto índice de software pirata entre los internautas, y abre las puertas al cibercrimen tanto entre usuarios individuales como empresas.

Existen diversos factores que influyen sobre los cambios de ciberataques y nuevas vulnerabilidades explotadas por hackers. Con el desarrollo de la industria 4.0, caracterizada por uso de tecnologías inteligentes en diversos procesos de operación y producción, los criterios de seguridad requieren actualizarse. Esta industria depende de una gran cantidad de dispositivos conectados a una misma red, ante lo cual especialistas de ciberseguridad deben cubrir vulnerabilidades de conexión y red, concluyó Data Warden. Ante este hecho, especialistas de la compañía declararon para la agencia de noticias, «la ciberseguridad debe ser pilar de cualquier organismo». Aunado a ello, el esquema de ciberseguridad debe considerarse como una inversión clave en el uso de la tecnología, y no como un gasto innecesario.