Para que el usuario de Twitter comprendiera mejor las partes más complicadas de la nueva política en términos de servicio y privacidad, la red social lanzó el juego Twitter Data Dash. De acuerdo con un tweet de la empresa, la privacidad del usuario no es un juego. Sin embargo, hicieron uno para ayudarlo a comprender las partes más complejas de la nueva política de privacidad y cómo puede tomar el control de su experiencia en Twitter.

En esencia, es un juego de plataforma, en el cual se controla al perro Data (Datos en español) para llevarlo seguro al parque. Para lograrlo, se deberá de esquivar anuncios no deseados, navegar por medio de mensajes director y evitar trolls. Al completar un nivel, se podrá conocer más respecto al enfoque de Twitter y la manera de controlar la experiencia en la red social.

Durante el juego se podrán encontrar huesos, al recolectar cinco explican diferentes puntos respecto a las políticas de privacidad de Twitter, los cuales brindarán mayor seguridad en la red social. Por ejemplo, Data Dash explica como la actividad del perfil permite a la plataforma personalizar la experiencia, incluyendo los anuncios personalizados basados en la actividad dentro y fuera de Twitter. Asimismo, explica que los tuiteros podrán controlar quién los etiqueta en tweets, quién puede verlos o comentarlos.

Twitter presentó el juego como parte de un mayor impulso en torno a su política de privacidad, que la compañía ha reformado. En su cuenta de seguridad, la red social aseguró que integró un lenguaje claro alejándose del vocabulario legal. A partir del 11 de mayo del 2022 la actualización de la política de privacidad y términos de servicios entrará en vigor y se podrá encontrar en el sitio de privacidad, el cual ha sido rediseñado.

El videojuego fue desarrollado por Momo Pixel y tiene una estética de pixel art. Es fácil de jugar al ser intuitivo, por lo cual hace que sea más probable que los usuarios aprendan algo en lugar de rendirse por la frustración.

Se efectuó el cambio de las políticas de privacidad tras la adquisición de la red social por parte de Elon Musk. El cual no ha dicho nada específico sobre los planes para cambiar las políticas de privacidad de Twitter. Sin embargo, Musk tiene la intención de relajar las políticas de moderación de la plataforma, encriptar los mensajes directos, y realizar otros cambios.