La mayoría de nosotros el día de hoy estamos ya en la famosa “cuarentena” que, en teoría, será algo más parecido a un aislamiento que durará aproximadamente dos o tres semanas más. Pero… ¡¿TRES SEMANAS MÁS?! ¡Si hoy ya no encuentro formas suficientes de entretenerme y pasar mi tiempo! No te preocupes, hoy veremos unas cuantas formas de no perder la cabeza (del todo) durante el aislamiento social.

  1. Tener una rutina. Mantener una rutina saludable en estos días de contingencia será el paso #1 y el más importante para lograr no perder la cabeza. Levántate a la misma hora en que lo harías para tus actividades cotidianas, báñate, cámbiate de ropa y disponte a trabajar/estudiar. Si preparas a tu cuerpo y tu mente para tener un día productivo será mucho más fácil que lo logres; es más, si no quieres bañarte y peinarte todos los días no es estrictamente necesario que lo hagas, pero cámbiate de ropa antes de iniciar tus actividades SIEMPRE, quitarte la pijama hará que te sacudas la flojera junto con ella. 
  2. Tener horarios específicos por actividad. Intenta mantener los mismos horarios que tendrías en la oficina para cada una de tus actividades (incluyendo la hora de entrada y salida); igual no es estrictamente necesario que cumplas con los horarios de manera obsesiva, pero tener horarios que marquen el inicio y fin de una actividad no solo facilitará que logres más cosas en tu día, también le dará un mejor sentido y ayudará a mantenerte dentro de tu rutina normal en la medida de lo posible. 
  3. Haz un calendario de actividades. Esto incluye tanto las actividades lúdicas como las de trabajo y/o escuela. Hacer un calendario ayudará a que no olvides hacer ninguna actividad importante y tengas suficiente tiempo para hacer también cosas que te gusten y relajen. 
  4. Haz ejercicio en casa. Si bien una de las medidas de higiene y seguridad más importantes durante la contingencia es no asistir a lugares públicos como el gimnasio, hay una variedad impresionante de actividades físicas que puedes realizar desde la comodidad de tu hogar. Hacer ejercicio ayudará a activar tu mente y tu cuerpo, liberará endorfinas que te harán sentir mejor y de paso… puede ser que pierdas esos kilos de más que tanto habías planeado; ¡en este paso todos ganamos!
  5. Come saludable. Sé que es mucho más rico y congruente con el hecho de quedarse en casa el comer cosas ricas (y en general poco sanas) que son mucho más antojables que la comida sana y las verduras. Sin embargo, mantener una buena alimentación y estar bien nutrido puede ser la diferencia entre mantener o perder la cabeza.
  6. Meditación o respiración controlada. La meditación ayudará a mantener la agilidad y claridad mental; no es necesario que seas un experto en el tema para poder practicar algo de meditación, o en su defecto, respiración controlada, lo importante es que mantengas la concentración 100% en tu respiración. Incluso 5 minutos de meditación al día pueden hacer la diferencia de lograr la paz mental que necesitas. 
  7. Encuentra un hobby que te haga feliz. No importa si es leer, colorear, jugar Xbox o salir a pasear con tu perro; encuentra algo que realmente te guste y asegúrate de dedicarle aunque sea unos cuantos minutos todos los días. 
  8. Evita automedicarte. Si bien es cierto que las probabilidades cada vez son más altas de que cada uno de nosotros esté infectado con algún virus, es también cierto que nuestra mente es muy poderosa y tiene la capacidad de hacernos sentir cosas que puede ser que no estén realmente ahí. Es importante que evites automedicarte ante la presencia de algún síntoma, si los síntomas son consecuencia de una somatización desaparecerán en la medida en que practiques los otros consejos de este decálogo y si son consecuencia real de infección por un virus los medicamentos solo maquillarán su posible importancia, por lo que es muy importante que no tomes nada sin antes acudir con un médico que te lo recete.
  9. Mantente informado. Esto es muy importante para que en la medida de lo posible tomes las mejores decisiones para ti y tu familia, pero recuerda: checa siempre la veracidad de tus fuentes de consulta y no creas absolutamente todo lo que lees en internet. 
  10. Mantén la calma. Yo sé que es mucho más fácil decirlo que hacerlo, pero hay que intentarlo. En una cuestión de movimiento social será importante que pienses siempre con la cabeza fría y seas objetivo para tomar decisiones. Cuídate, intenta no caer en la paranoia y sigue las medidas de seguridad que nos dan las autoridades.

Si aplicamos mínimo 3 de estos puntos al día durante cada día de la cuarentena, tal vez sea posible que todos salgamos vivos de esto.

Por: Carmen Lizola