El diseño industrial en la actualidad permite una regeneración y un crecimiento considerable en la sociedad, de acuerdo con un artículo del docente de ESDESIGN, Óscar Guayabero, al cual NotiPress tuvo acceso. Asimismo, destacó que hasta la fecha no ha aparecido un nuevo modelo que sustituya al actual.

Según explicó Guayabero, el diseño industrial actualmente cuenta con la capacidad de afrontar problemas reales en un entorno de economías postindustriales. Ya que, a pesar de no ser capaces de trazar por completo nuevos escenarios, puede intuir algunos futuros posibles. El docente aseguró que la creatividad, decisión y dedicación se pueden encontrar en ejemplos dónde la sociedad da fe a las bondades del diseño.

Entre los escenarios futuros para el diseño se encuentran apostar por la calidad en lugar de la caridad. Asimismo, trabajar para el enemigo, una fábrica que limpie el aire y moda de género fluido.

Guayabero explicó que el diseño industrial apuesta en mayor mediad por la calidad en vez de la caridad. El diseño permite subsanar necesidades de espacio, dando soluciones diversas para fomentar la empatía entre los interactuantes cuando personas más necesitadas son atendidas en lugares para su estabilidad emocional, social.

Por otro lado, durante mucho tiempo la industria del diseño ha trabajado con marcas que hacen daño al planeta con los productos vendidos. Pero, al «trabajar con el enemigo» se permiten implementar algunas iniciativas orientadas a reducir, reutilizar y reciclar. Además, se inicia una cultural laboral donde no se distingue entre lo que sucede dentro de las puertas y lo proclamado en su comunicación.

Asimismo, es necesario revertir la situación al hacer que los residuos generados al producir cualquier producto tengan un impacto positivo, superando la carga ecológica de la producción. Es ahí donde se integra la fábrica que limpia el aire, pues en conjunto el diseño y las empresas permiten ganar sostenibilidad. Porque, ahorran recursos, tanto económicos como materiales, aumentan la productividad y mejoran la vida de los empleados.

En otro sentido, la industria de la moda se ha abierto en mayor medida a otras sexualidades géneros e identidades, en comparación con otros sectores. La moda de género fluido, de acuerdo con el docente, permite ayudar a las personas a buscar su identidad y expresarse por medio de la moda. Además, refleja un empoderamiento para transitar hacía el punto donde se sientan cómodas con su cuerpo y sexualidad.

Con estos cuatro ejemplos, se puede mostrar cómo la inclusión social desde diferentes aspectos puede llevar a la sociedad al estado de suspensión que se vive en la actualidad. El profesor aseguró que el consumismo avanza sin oposición y por lo cual se debe de desafiar por medio del lenguaje visual y los recursos del diseño.