De acuerdo con el Departamento de Estado de Estados Unidos, la novena entrega de la Cumbre de las Américas, cuya celebración comprende del 6 al 10 de junio de 2022, es la primera en realizarse en el país desde 1994. Entre las propuestas del evento han destacado asegurar la democracia, generar políticas de alivio para las presiones inflacionarias, lograr la cooperación de sectores, y responder a los problemas sanitarios.

A través de sus redes sociales, el secretario de relaciones exteriores de México, Marcelo Ebrard, compartió los puntos clave de su intervención durante el encuentro entre las naciones del continente. La participación de México en el evento, que reunió a países americanos con excepción de Nicaragua, Venezuela y Cuba, destacó las dificultades de cooperación y exclusión llevadas a cabo por autoridades estadounidenses.

Ebrard criticó la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua, bajo la premisa que estas naciones forman parte integral del continente, incluso reconocidas por el mismo logo de la cumbre. Asimismo, realizó un llamado a los líderes de los países que forman parte de la cumbre para buscar alternativas a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Cabe mencionar que antes de confirmar su ausencia de la Cumbre de las Américas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) criticó el papel de la OEA. Durante la conferencia matutina del 27 de mayo de 2022, el mandatario anticipó que México mencionaría la creación de organismos autónomos con las facultades para sustituir el esquema de dicha organización.

En consecuencia, al centro de la discusión por la OEA, el secretario de relaciones exteriores realizó la propuesta de concretar el proyecto de refundación del orden interamericano. Dicha iniciativa, consecuente con los ideales de no intervención y beneficio mutuo mencionados durante su intervención, cumplen una función tanto de incentivo como de crítica.

La crítica de Ebrard tomó un giro hacia las decisiones del gobierno estadounidense con respecto a mantener sanciones económicas y excluir del evento a los participantes de Cuba, Nicaragua, y Venezuela. Especialmente en medio de las dificultades económicas por la inflación, de salud por la persistencia de la pandemia de Covid-19, y los conflictos geopolíticos mundiales.

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que autoridades de su país buscan lograr la cooperación por el bien común entre sus pares al sur del continente. Según el documento oficial publicado por la Casa Blanca, la participación del mandatario estadounidense destacó las problemáticas más importantes que requieren atención inmediata entre las naciones americanas.

Como primer punto, mencionó el tema de presiones inflacionarias que dificultan el acceso a materias primas y aumentan el precio de productos de primera necesidad. A continuación destacó el efecto de este embate económico sobre las estructuras de salud en el continente, en tanto ya se encontraban afectadas por la pandemia.

Biden agregó que resulta indispensable establecer proyectos de cooperación entre líderes políticos y sectores económicos de los países para atender la problemática inflacionaria. Ello con objeto de prevenir un crecimiento de precariedad, que solo en el primer año de a Covid-19 generó 22 millones de nuevas personas en condición de pobreza según el presidente.

«Estos desafíos nos afectan a todos. Nuestras naciones tienen la responsabilidad de dar un paso al frente para aliviar las presiones que sienten las personas diariamente», concluyó el presidente. Aunado a ello, en medio de la discusión por las tendencias regionales para fomentar la cooperación de los países en la cumbre, Biden informó que las naciones de Latinoamérica y El Caribe requieren resolver sus dificultades democráticas.