En México, las mujeres ya han sido consideradas en el ámbito laboral. Sin embargo, las trabajadoras mexicanas enfrentan una capa invisible que impide puedan escalar altos rangos laborales, a diferencia de los hombres. Por ejemplo, Mabel Burin confirma la persistencia de obstáculos internos y externos que hacen que la inserción laboral de las mujeres sea conflictiva. Por otro lado, Olga Bustos Romero señala que existe la utilización del término “techos de cristal”, para describir la carrera laboral de las mujeres. Es posible afirmar que, en México, hay “techo de cristal” porque hay una mentalidad directiva más masculina. En conclusión, las mujeres consideradas en el ámbito laboral son limitadas por la existencia de una capa invisible que les impide escalar a altos rangos, como a los hombres.

Los directivos son los hombres, la propia empresa no otorga rangos más altos a las mujeres. Hay una capa invisible que impide el ascenso de las mujeres en el ámbito laboral porque este ámbito está más dirigido por la mentalidad masculina.

Las mujeres han comenzado a ostentar títulos de liderazgo a nivel internacional. La ONU afirma que cada vez, mayor cantidad de mujeres tienen mejor acceso a una formación laboral. Por un lado, Ester Barberá, Amparo Ramos y Carlos Candela convalidan la existencia de la generación de mujeres mejor formadas laboralmente en la historia universal. Sin embargo, según Colomer Revuelta y Peiró Pérez, en la actualidad, siguen existiendo menos mujeres que varones en los lugares donde se toman las decisiones.

Definición del techo de cristal.

Hay una mayor cantidad de hombres en puestos de poder, que mujeres. Virginia Schein reafirma la existencia de estereotipos en el poder con la frase, “si estas pensando en un líder, estas pensando en un hombre”. Así mismo, Olga Bustos Romero desmiente la inexistencia de la persistencia del sexismo y discriminación a las mujeres en el área laboral. Es posible deducir la presencia de estereotipos masculinos en los puestos de poder. Los estereotipos masculinos en puestos de poder están presentes en el ámbito laboral, así como, el sexismo y discriminación a las mujeres trabajadoras.

Las mujeres trabajadoras se convierten en victimas del sexismo existente en el área laboral. Por ejemplo, Mabel Burin asegura que mujeres de altas calificaciones en sus trabajos, gracias a su formación educativa superior, presentaban en determinado momento de sus carreras laborales una detención en sus trabajos. Particia Galeana confirma la existencia de una barrera invisible que impide el avance de las mujeres a nivel laboral. Se infiere la realidad de una barrera invisible que impide el avance de las mujeres trabajadoras a altos rangos laborales. En resumen, las mujeres trabajadoras presentan en un determinado momento de su carrera una barrera invisible que impide el crecimiento laboral de las mismas.

Mabel Burin confirma la persistencia de obstáculos internos y externos que hacen que la inserción laboral de las mujeres sea conflictiva. Olga Bustos Romero señala que existe la utilización del término “techos de cristal”, para describir la carrera laboral de las mujeres. Para resumir, el término “techo de cristal” es utilizado para describir la carrera laboral de las mujeres, donde existen obastáculos internos y externos que hacen conflictiva la insercion laboral de las trabajadoras.

Entonces, el “techo de cristal” es un término que impone detención y retroceso en los proyectos laborales de las mujeres.

Por:  Ameyalli Amador

Abogada y politóloga egresada del Tecnológico de Monterrey, con especial enfoque a temas de equidad, bienestar y derechos humanos. Se ha desempeñado como asistente de investigación en materia de Estado de Derecho, ética y violencia de género, con especial interés en protección de grupos vulnerables y de descubrimiento de las nuevas vertientes del derecho cibernético. Busca la activa de distintas disciplinas para generar políticas de bienestar. En la actualidad tiene en desarrollo estudios sobre la pobreza, el género y la tecnología como un posible factor de riesgo en la violencia de género.