Últimamente he escuchado a muchas personas utilizar la frase “amiga date cuenta” para hacer referencia a una relación poco sana que existe normalmente entre los miembros de una pareja. Si bien es cierto que en la gran mayoría de las ocasiones quienes son externos a la situación no cuentan con elementos suficientes como para poder emitir un juicio sobre una relación, también es una realidad que muchas veces las parejas caen en patrones de conducta que lejos de ser sanos para ellos comienzan a tomar características de patrones dañinos y preocupantes para sus seres queridos.

Muchas veces se utilizan los términos de “dependencia” y “codependencia” como sinónimos, sin embargo, esto es erróneo… los términos no tienen casi nada en común. Cuando hablamos de dependencia nos referimos a que una persona depende de otra para poder estar feliz, esto en general se debe a características específicas de personalidad y sobre todo, lo vemos en un solo miembro de la pareja.

Sin embargo, cuando hablamos de codependencia observamos que si bien es cierto que un miembro de la pareja presenta síntomas de dependencia, el otro miembro presenta un patrón de comportamiento donde podemos ver síntomas de adicción a la dependencia del otro; se siente altamente comprometido en mejorarle y ayudarle. Otros patrones comunes que observamos en la codependencia son los siguientes:

  • Se sienten responsables de los sentimientos de su pareja, como si ellos y solo ellos fueran capaces de modificar su estado emocional.
  • Se dejan llevar por sus emociones y dejan de lado su racionalidad
  • Se sienten usados y victimizados cuando las cosas no salen bien, por lo tanto, utilizan una gran cantidad de energía para hacerse cargo de las emociones del otro
  • Tienen límites poco claros. Comienzan a perder claridad sobre donde empieza o termina la otra persona
  •  Son controladoras, usan la manipulación o la culpa para tener control sobre el comportamiento de los demás
  • Son obsesivas. Suelen presentar rumiación constante sobre un pensamiento en específico
  • Suelen tener baja autoestima, temen al rechazo y no se sienten del todo cómodos consigo mismos
  • Quedan atrapados en una relación tóxica. Mantienen sus relaciones de pareja aún cuando pueden darse cuenta de que no es lo mejor para ellos

Es muy importante mencionar que las parejas que presentan patrones de comportamiento de codependencia suelen sufrir mucho, ya que se encuentran en una lucha constante entre lo que es sano para ellos y el miedo de perder lo que ellos creen que es su única fuente de felicidad. Por esto, en lugar de decirle a una amiga “date cuenta” tal vez la próxima vez podamos tomarnos unos minutos para escucharla y empatizar con lo que está viviendo.