Día a día nos levantamos con la intención de cumplir un horario, una rutina y olvidamos que despertar una mañana más es una oportunidad para ser mejores.

Siempre se tienen metas en la vida, que abarcan desde conseguir cosas materiales o tomar unas vacaciones o más cotidianas como ahorrar o comprar algo que se desea desde un tiempo.

Sin embargo, en su mayoría no considera que una meta primordial es el buscar ser una mejor persona. Una que con el paquete de virtudes que fue dotado busque aportar algo a su entorno.

Así como con las desventajas trabajar en ellas hasta convertirlas en un orgullo para su persona. Y es que a veces el día a día es tan complicado y pesado, mas ahora que la situación que nos rebasa como sociedad.

Es importante nunca perder de vista que cada día nos permite la oportunidad de buscar poner un granito de arena en cada situación que se nos presenta, porque en absoluto es un accidente, todo tiene su razón de ser y parte de comprenderlo es crecer en el camino.

Por eso a pesar de las dificultades y el desazón nunca olvidar que la vida es una oportunidad de ser felices y a su vez dar felicidad.

Por: Nayelly Palacios

Concluyó sus estudios de secundaria y preparatoria en la escuela Marista, Instituto Hidalguense y a base de esfuerzo y disciplina terminó los estudios de Ingeniería Civil en el Tecnológico de Pachuca.

Es egresada de la ingeniería que ha participado en diferentes áreas como es el deporte. Formó parte del equipo representativo de básquetbol, durante 3 años consecutivos.

Así como inició una educación básica en guitarra contemporánea en la cual tuve algunas presentaciones en la Escuela de Artes de Pachuca.

Sigo creciendo y aprendiendo, y voy en busca de cada día ser una mejor persona que aporte algo a la sociedad.