Como se había mencionado previamente, Rainbow Rowell es una periodista y escritora estadounidense nacida en 1973. Trabajaba en una agencia de publicidad en 2011 cuando publicó su primera novela, Attachments. Su carrera como escritora logró consolidarse en 2013 ya que fue más aclamada por la crítica gracias Fangirl y Eleanor & Park, sus primeras novelas reconocidas internacionalmente.

En esta ocasión, Landline, un libro publicado en 2014 nos dará a conocer la historia deGeorgie McCool quien está casada con el amor de su vida, Neil. Ambos tienen dos hijas y podrían ser considerados un matrimonio típico y cada vez más convencional del siglo XXI. Neil es el encargado de hacer las tareas del hogar y de quedarse a cuidar a sus hijas. Georgie trabaja junto con Seth, su mejor amigo, como guionistas para series de televisión por lo que en varias ocasiones suele llegar muy tarde a casa. La falta de comunicación, interacción y monotonía del uno con el otro hace que su matrimonio penda de un hilo. El día en el que Georgie le dice a Neal que tendrá trabajo la semana de navidad, todo se va por el borde. No es fácil salir de una crisis matrimonial, menos si tu pareja no esta dispuesto a cooperar. 

Aquel trabajo es la oportunidad que ella y Seth han esperado desde su adolescencia, por lo que Georgie se encuentra entre la espada y la pared. ¿Debería continuar luchando para mantener una éxitosa vida profesional? ¿Debería dejar sus sueños de infancia de lado para lograr salvar su matrimonio? Mientras Georgie da posibles soluciones ante la cancelación del viaje a Omaha, la ciudad de Nebraska donde los espera la madre de Neil, su esposo decide no cancelar su visita con su madre. ¿Pasar la navidad separados? ¿Qué le dirián a las niñas? “Celebraremos de nuevo una vez que hayamos regresado. Tendremos dos navidades, les encantará”. – dijo Neil para calmar a Georgie. A pesar de haber llegado a un acuerdo, Georgie tenía el presentimiento de que una vez que Neil decidierá tomar a sus hijas y marcharse, no habría vuelta de hoja.  

El día de su partida, Georgie intentó mantenerse enfocada en el trabajo. Una llamada de su madre la saco de sus casillas, ya que cuando la mujer habló con su yerno transmitió su preocupación sobre la separación de su hija mayor.

  • Mamá, será una semana nadamás. – intentó calmarla Georgie.
  • Decidiste pasar la navidad por tu cuenta. – decía su madre a quien le gustaba hacer gala de su preocupación infinita.

El hecho de que su familia diera por sentado que Neil había abandonado a Georgie no ayudaba a está última a calmar sus nervios. Neil había ido a visitar a su madre junto con las niñas para navidad dándole la oportunidad a Georgie de concentrarse en su trabajo, de alcanzar aquel sueño que había tenido junto con Seth desde sus primeros días en la universidad.  Si ese era el caso, entonces ¿Por qué ultimamente se comportaba tan distante? ¿Por qué la miraba como si apenas pudiera tolerarla? ¿Por qué Georgie tenía la impresión de que su marido ya no estaba enamorado de ella y que por el contrario, intentaba no odiarla?

Ante la soledad y los malos sentimientos que representaba su casa vacia, Georgie decidió pasar unos días en casa de su madre con la excusa de que estaba más cerca del trabajo. La mujer ya daba por sentado que su hija se divorciaría y que Neil tendría la custodía completa de las niñas. Aquel escenario no mejoraba los ánimos de Georgie. Quería hablar con Neil, quería decirle que lo quería y quería mitigar el presentimiento de que algo estaba mal. Deseaba hablar con su esposo y arreglar las cosas pero Neil seguía sin contestar su celular. Georgie volvió a dormir en su habitación de infancia, que ahora era utilizada como almacén,  mientras se quedaba con su madre. Cuando Georgie encontró un viejo teléfono fijo de color amarillo, decidió conectarlo y llamar a la casa de la madre de Neil. Tenía el presentimiento de que podría hablar con Neil ya que su madre no tenía identificador de llamadas, de esa manera no podrían evitarla.

Aquel viejo telefonito amarillo logró su cometido y Neil contestó el teléfono después de unos cuantos timbrazos. Georgie lloraba mientras le decía que únicamente había llamado para decirle lo mucho que lo quería. Neil parecía sorprendido, algo parecía distinto en la voz de Neil. Georgie intentaba analizar que era lo que parecía distinto en la voz de su marido cuando alguien más levantó un auricular al otro extremo de la línea. El padre de Neil, que había muerto algunos años atrás, de repente se encontraba allí intercambiando saludos con Georgie y deseandole una feliz navidad a ella y a su familia. Georgie creyó estar volviendose loca. ¿Acaso extrañaba tanto a su marido que ahora tenía alucinaciones?  Después de hacer unas cuantas comprobaciones se dio cuenta de la extraña explicación de la situación. Georgie tenía un telefono que estaba conectado 10 años en el pasado. Georgie podía hablar con el Neil de 10 años atrás. El Neil que la quería, el Neil que la apoyaba, el Neil que no se arrepentía de la vida que ahora llevaba con ella.

¿Si tuvieras una segunda oportunidad en el amor, ¿harías la misma llamada?

 Landline, nos presenta el dilema que tendrá que atravesar Georgie para lograr salvar su matrimonio, si es que decide salvarlo. En sus manos tiene el poder de decidir si cambiará las cosas para su futuro, si volvería a escoger a Neil. Si Neil, al escuchar las sutiles advertencias de la Georgie en el futuro, escogería nuevamente una vida a lado de Georgie. ¿Qué tipo de decisiones fueron los que los llevaron a estar juntos? ¿Qué tipo de compromisos tendrán que asumir de ahora en adelante para permanecer juntos? Georgie y Neil se enfrascan nuevamente en la aventura del enamoramiento, esta vez con ambos consientes de que el amor no siempre es suficiente. Sólo Rainbow Rowell tiene la capacidad de transmitir preocupaciones tan humanas en este libro de forma tanto cómica como sincera para recordarnos la importancia de la familia en estas fechas navideñas.

Sólo porque amas a alguien no significa que sus vidas 
van a encajar.

Nadie encaja en la vida del otro porque sí. Eso es
algo en lo que se trabaja. Es algo que logras porque 
hay amor.

Landline, Rainbow Rowell

Por: Paty Guzmán

Ana Patricia Guzmán es estudiante de negocios internacionales del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Apasionada lectora que comparte con nosotros las diferentes historias que vive día a día. Conocedora de la importancia de las palabras, ya que mal empleadas pueden ocasionar caos a nuestro alrededor. Sin importar el género literario, todo aquel que escribe o lee lo hace con el propósito de adentrarse a un nuevo mundo. Todos tenemos una historia que contar, ella nos ayudará a descubrir nuevos mundos para que con el paso de las páginas nos adentremos en un mundo propio.