El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, avisó este martes que podría no asistir a la Cumbre de las Américas, programada para junio próximo en California, si Estados Unidos no invita a todos los países re la región.

“Si se excluyen, si no se invita a todos, va a ir una representación del Gobierno de México, pero no iría yo, me representaría el canciller, Marcelo Ebrard”, declaró el mandatario durante su conferencia de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

Hace unos días el Gobierno estadounidense afirmó que ve «poco probable» convocar a países como Cuba, Venezuela o Nicaragua, una petición que ha hecho el presidente de México.

A pregunta expresa, López Obrador señaló que su ausencia de la Cumbre sería un mensaje de protesta.

“Sí, porque no quiero que continúe la misma política en América”, apuntó.

El mandatario mexicano consideró que estos momentos no deben de ser de confrontación, pues dijo “estamos para hermanarnos, para unirnos y aunque tengamos diferencias las podemos resolver cuando menos escuchándonos, dialogando, pero no excluyendo a nadie», afirmó.

Argumentó que nadie tiene el derecho de excluir a los demás y descartó afectaciones de la relación entre México y Estados Unidos por esta decisión.

“No (se afectará la relación), porque somos países independientes y tenemos una relación de respeto”, dijo.

Insistió en que no es adecuado pensar en una Cumbre de las Américas sin la participación de todos los países del continente.

“Si un país no quiere asistir, pues ya ese es su derecho, pero ¿cómo una cumbre (es) de América sin todos los países de América? ¿De dónde son los no invitados? ¿Son de otro continente, de otra galaxia, de un planeta no conocido?”, ironizó.

Recordó las palabras del expresidente estadounidense George Washington para respaldar su postura: “Las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos”, reiteró.

Acusó que la idea de excluir a países americanos es de grupos “minoritarios que son facciosos” por ello reiteró que se debe buscar la unidad y el respeto para que la región avance como lo han hecho otras en el mundo.

“Si no nos abrazamos, si no nos hermanamos en América, lo que nos espera es la decadencia y el predominio de otras regiones, no quiero comparar pero hay continentes que están en una situación muy difícil y (nosotros) tenemos gran potencial”, afirmó.

Finalmente, pidió no pensar de manera distinta, pues eso ha llevado a conflictos como el reciente entre Rusia y Ucrania “¿Dónde está la diplomacia, dónde está la política?”, cuestionó.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha adelantado que su principal objetivo en la Cumbre de las Américas es «trazar un nuevo enfoque regional para mejorar la forma» en que se gestiona «de manera conjunta la migración en la región para la próxima década», según un comunicado reciente de la Casa Blanca.