México colocó su segundo bono sustentable alineado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (OSD), a un plazo de 15 años por 1,250 millones de euros (1,477 millones de dólares) y a una tasa cupón del 2,25 %, informó este martes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En un comunicado, Hacienda dijo que el bono fue adquirido por 60 inversionistas y tuvo una demanda equivalente a 2,6 veces el monto colocado.

La dependencia explicó que la operación realizada «se encuentra dentro de los límites de endeudamiento neto autorizados por el Congreso para el Gobierno federal en este ejercicio fiscal».

Además, dijo que con esta emisión se cuenta con un avance total en el programa total de financiamiento para 2021 de 39,3 %».

«Esta segunda emisión del Bono ODS por parte de México consolida el Marco de Bonos Soberanos apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)», señaló en un comunicado el representante residente del PNUD en México, Lorenzo Jiménez de Luis.

«A través de esta nueva emisión, se logró no solo un crecimiento en las fuentes de financiamiento sustentable, sino un vencimiento a un mayor plazo. Ante estas nuevas condiciones financieras, se reafirma el nivel de confianza de los mercados en el país y el compromiso para lograr los ODS», agregó Jiménez de Luis.

En el mismo comunicado del PNUD, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, señaló que la emisión de este segundo bono sustentable a 15 años «ayuda a consolidar la curva de rendimientos sostenible de México».

Además, dijo que «esta curva será una referencia para que corporativos mexicanos, privados y públicos, ejecuten sus programas de financiamiento sostenible al menor costo. Además, impulsará el desarrollo de instrumentos de mercado para el financiamiento sostenible y ampliará la base de inversionistas».

Hacienda de México señaló que los beneficios que se alcanzan con esta transacción son, entre otros, referencias para que corporativos privados y públicos mexicanos ejecuten sus programas de financiamiento sostenibles al menor costo.

Además de impulsar el desarrollo de instrumentos de mercado para el financiamiento sostenible y ampliar la base de inversionistas, confirmando el respaldo que brinda la comunidad internacional a los esfuerzos de México para diversificar su deuda bajo criterios ASG.

Y también promover el uso de los ODS como una herramienta para la elaboración de una política financiera sostenible que facilite el cumplimiento de dichos objetivos.

El 14 de septiembre de 2020, México colocó un bono sustentable por unos 750 millones de euros que le aseguraba por primera vez el acceso a un nuevo perfil de inversionistas.

El bono fue colocado a siete años con vencimiento en septiembre del 2027 y una tasa de rendimiento al vencimiento de 1,603 % pagando una tasa cupón de 1,350 %, la segunda más baja en toda la historia de los bonos en euros emitidos por el Gobierno de México.