Autoridades de NL señalaron que los niños están bajo obervación en hospitales públicos y privados y se encuentran estables

Autoridades de Nuevo León han detectado cuatro casos de hepatitis aguda infantil en hospitales públicos y privados, los infantes se encuentran monitoreados y se encuentran estables.

Se trata de cuatro niños de diferentes edades los que “estamos monitoreando para evaluar cuál es la evolución de ellos”, y posteriormente compartir información más completa sobre estos casos, informó la titular de Salud estatal, Alma Rosa Marroquín.

De acuerdo a la funcionaria, los síntomas son diarrea y vómito, dolor abdominal y una coloración amarillenta tanto en la piel como en las mucosas, “en conjuntiva de los ojos se les ve un poco amarilla, igual que la piel, y a eso le llamamos ictericia”, una de las características principales de la hepatitis.

Marroquín recomendó que, si se detectan esos síntomas en los hijos, deben llevarlos a un médico para que pueda evaluarlos y determinar si se trata o no de una hepatitis, en todo caso, si es positivo, sea referido a un especialista.

También alertó a la población del virus, pues este surge cuando se ingieren alimentos contaminados, principalmente en temporada de calor, por lo que recomienda, para evitar el contagio, el lavado de manos, cubrir nariz y boca al toser o estornudar, evitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos, limpiar y desinfectar juguetes u objetos que los niños se puedan llevar a la boca, además de desinfectar superficies de uso común, y espacios donde permanezca una persona enferma, entre otras.

Consideró muy importante estar atentos ante cualquier síntoma que pueda hacer sospechar que el niño pueda desarrollar una hepatitis, aunque aclaró, que generalmente la hepatitis en los niños ha sido relativamente benigna y ha sido ocasionada por el virus que se conoce como “Hepatitis A”.

Alma Rosa Marroquín indicó que se dio a conocer primeramente en el Reino Unido, España Israel, Estados Unidos, Dinamarca Irlanda, Italia, Francia y Noruega, entre otros, países en los que a partir de abril, se han notificado unos 300 casos en el mundo, y aunque hay diferentes teorías y en un porcentaje de casos, de alrededor del 30 por ciento se ha aislado de forma paralela un virus respiratorio, todavía no se tiene la certeza de que este sea el agente que está ocasionando la inflamación del hígado.

Con información de El Sol de México.