Según un comunicado del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), el número de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), puede generar una percepción errónea del mercado laboral. Pues, el aumento en el número de afiliados no implica necesariamente la creación de nuevos empleos formales.

De acuerdo con el comunicado, al cual NotiPress tuvo acceso, la pertenencia al IMSS es un dato parcial. El cual, en algunos casos puede distorsionar la información sobre el empleo formal en el país.

El IMSS señala que existen dos tipos de afiliaciones, la primera es la del régimen obligatorio, que se da cuando una persona es afiliada por su patrón. Por su parte, la de régimen voluntario se da por una decisión individual o colectiva. En ese sentido, el instituto registró en mayo de 2022 21 millones 8 mil 487 personas asociadas con un puesto de trabajo. Sin embargo, solamente 20 millones 509 mil 632 se encontraban en el régimen obligatorio.

Además, es importante considerar la posibilidad para una persona de poder registrarse en más de un tipo afiliación. Por lo cual, la cifra de asegurados puede contabilizar a un individuo más de una vez.

Por otra parte, el CEESP aseguró que desde hace dos décadas el crecimiento de los trabajadores afiliados al IMSS ha sido mayor al crecimiento de la economía. Lo cual, puede generar confusión entre observadores y analistas económicos. Asimismo, señaló que si la afiliación fuera nuevo empleo, habría una caída sostenida de la productividad laboral en el sector formal.

Igualmente, se señaló que la variación del número de afiliados no significan necesariamente cambios en el empleo a nivel nacional. Pues, gran parte de los nuevos registros al IMSS corresponden a la formalización de trabajadores, generadas por programas de formalización laboral.

Algunos cálculos estiman que la formalización laboral en 2014 mostró que de las 300 mil altas en el IMSS no había correspondencia con el crecimiento económico. En enero de 2015, BBVA y Citibanamex realizaron nuevos cálculos relativos al aumento de 714.5 mil registrados durante 2014, el cual fue gracias a la formalización, según sus conclusiones.

Por su parte la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha impulsado la afiliación a la seguridad social de diversos grupos. Especialmente a trabajadores del hogar, trabajadores del campo e independientes y a los participantes de Jóvenes Construyendo el Futuro.

Bajo ese contexto, en el comunicado se aseveró que alrededor de una tercera parte del aumento de los registros de trabajadores del IMSS es resultado del proceso de formalización. Por su parte, las pérdidas de trabajo derivadas por la pandemia de la Covid-19, no representaron un impacto en el número de afiliados en el IMSS.

Una de las teorías del centro de estudios por los cuales se disminuyo el número de registrados es por los retos que enfrentan las empresas. Por lo cual, se apuntó que no necesariamente se refleja el desempleo en el país.

Considerado lo anterior, es importante utilizar con cautela el número de afiliados al IMSS como indicador de empleo. Por lo cual, recomendaron observarlo junto con la Encuesta de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).