El uso de las redes sociales permite a los individuos
mayor acceso y capacidad de relacionarse con otros, cuándo, cómo y dónde
quieran. Asimismo, aumenta el nivel de conectividad, sentimiento de
pertenencia, e incluso forma parte del desarrollo de la identidad, aseguran especialistas en el tema. Anteriormente, la gente se comunicaba únicamente con personas
que ya conocía, sin embargo, el alcance de las redes sociales permite a usuarios
interactuar con todas las personas del mundo por medio de dichas plataformas. Esto significa que cualquiera queda expuesto, lo cual puede repercutir en su autoestima de forma positiva o negativa mediante las interacciones.

Según expertos, la disponibilidad de Internet ha
significado un nuevo modelo de comunicación sin barreras relacionadas con la
proximidad física. Inclusive las comunidades tienen la capacidad de conformarse
con una frecuencia y velocidad sin precedentes; enriquecen a la generación de ideas, ayudan a resolver problemas rápidamente y compartir información de manera amplia.

Marc Kaplan, director ejecutivo y cofundador de ChekMarc, señala para NotiPress: «Hay una desventaja sustancial en el desarrollo de estas comunidades en línea. Mayormente impulsadas por un comportamiento que juzga, ataca, menosprecia y degrada personas, aunque también cuentan con la capacidad de promover interacciones, sentimientos y relaciones positivas».

Para ello, el cofundador de la plataforma, la cual centra la conexión de personas para lograr un objetivo y con amplias políticas de restricción a la violencia digital, propone cuatro rectores para el mejoramiento de las interacciones en redes sociales. El respeto por los demás, despojarse de los juicios, dar voz a las minorías y empatía colectiva serán fundamentales según Kaplan.

«Estos principios adoptados por grupos tienen el poder de crear interacciones valiosas, además de reforzar la positividad dentro de las redes sociales y entre las personas. Así como tener una influencia positiva en la autoestima, ya que el comportamiento negativo ha sido dañino para la psique de millones de personas, haciendo que quienes se unen a las comunidades se sientan deprimidas, solas, ansiosas y enojadas», aseveró el director de ChekMarc.

De igual forma Kaplan señala, la mayoría de las personas pasan más tiempo interactuando en línea que en reuniones físicas, y la experiencia del individuo en dichos grupos suele moldear la visión que tiene de sí mismo. Debido a esto, será esencial convivir con otros aplicando los cuatro principios de interacción positiva, los cuales además impulsarán a la creación de un mejor sentido de identidad.

No obstante, un estudio de Core Data Science arrojó, la comparación en las redes sociales, afecta las interacciones positivas y por consecuencia, su autoestima. Asimismo, esto también se relaciona directamente con la depresión, según la encuesta realizada a 37 mil personas de 18 países diferentes.