Eamonn Quigley, gastroenterólogo del Hospital Houston Methodist, comentó a NotiPress mediante un comunicado que no todas las personas pueden digerir algunos azúcares comunes, llamados FODMAPs. Estas personas llegan a presentar malestares digestivos importantes, por lo cual es importante tratarlo con la dieta adecuada.

Por medio de la dieta FODMAP aquellas personas con problemas para digerir los azúcares podrán disminuir los malestares. La dieta inicia siendo altamente restrictiva al eliminar todos los alimentos que contienen elevadas cantidades de FODMAPs. En caso de ver un progreso en unas semanas, dichos alimentos se reintegrarán poco a poco.

El objetivo de la dieta es ayudar al paciente a volver a comer todos los alimentos. Sin embargo, el doctor Quigley destacó que muy pocos alimentos no podrán incorporarse y habrá algunos que se deberán de evitar si son muy problemáticos para cada paciente.

La cebolla, ajo, coles de Bruselas, maíz, chícharos, frijoles, entre otros, son algunos de los alimentos altos en FODMAPs. Asimismo, las frutas como uvas, durazno, manzana y melón, igualmente, los lácteos y productos de trigo suelen ser difíciles de absorber por el intestino delgado.

De acuerdo con el especialista, al ser una dieta complicada se necesita de un doctor capacitado para que la supervise. Por ejemplo, los nutriólogos pueden ayudar a entender el tipo de alimentos más convenientes para reincorporarlos antes que otros. Además, puede tener la capacidad de identificar cuáles alimentos provocan molestias digestivas y estomacales.

Las molestias digestivas se deben a la cantidad de moléculas de azúcares que llegan al colón sin haber sido digeridas correctamente en el intestino delgado. Por lo cual, entre mayor sea el contenido de FODMAPs en un alimento, sucederá con mayor frecuencia.

Quigley explicó que a las bacterias del colón les gustan esas moléculas, por lo cual, al tener contacto con una, las fermentan instantáneamente. Lo cual produce gases, flatulencias, inflamación del estómago e incluso diarrea.

Estudios iniciales señalan que la dieta baja en FODMAP sirve para las personas con Síndrome de Intestino Irritable (SII). Asimismo, el gastroenterólogo, aseveró que la idea es beneficiar a todas las personas con distensión estomacal o exceso de gas. Pero, aseguró la necesidad de tener reservas con la dieta y no considerarla como una panacea, pues, se ha visto funcionar solamente en algunas personas.

Los gastroenterólogos podrán recomendar hacer una dieta baja en FODMAPs si padecen distensión o inflamación abdominal, flatulencia, diarrea crónica o estreñimiento crónico. Además, el doctor del Hospital Houston Methodist señaló que solamente debe de ser implementada por un nutriólogo familiarizado con ese régimen de alimentación.