De acuerdo con MedlinePlus, los dolores en las articulaciones pueden ocasionarse por diversos motivos, ya sean enfermedades autoinmunes, lesiones, osteoartritis o incluso por hacer un esfuerzo o sobrecarga inusual. Dichos dolores crónicos pueden afectar la calidad de vida de quien lo padece, haciendo todo un reto realizar las actividades y tareas cotidianas.

Muchas de las personas empiezan tomando medicamentos de venta libre para el dolor de las articulaciones, estos pueden ser el ibuprofeno o naproexeno. El doctor John Fackler, cirujano ortopédico del Hospital Houston Methodist, comentó a NotiPress que cuando el dolor es severo y hace al paciente depender de la medicación señala un mayor problema. Por ello, destacó que es importante consultar a un médico en caso de usar de forma prolongada este tipo de medicamentos.

El doctor señaló que los analgésicos de venta libre pueden generar alivio a corto plazo, pero la causa real no será tratada y podría generar problemas gástricos severos. Por lo cual, el especialista advirtió no depender de los analgésicos durante una semana sin consultar antes al médico.

Según explicó el cirujano ortopédico, la potencia de esos medicamentos no están destinados para ser empleados a largo plazo. Para ejemplificarlo, aseveró que el uso constante de ibuprofeno y naproxeno puede causar acidez estomacal, irritar y dañar gravemente el estómago, intestinos, riñones, hígado y corazón.

Asimismo, recomendó asegurarse de que los analgésicos que se están tomando no interfieran con otros medicamentos. Por lo cual, será de ayuda confirmar esa información con el médico de cabecera. Además, será importante hablar con él sobre la manera de tratar el dolor articular en caso de persistir.

Los analgésicos de venta libre, según puntualizó el doctor Frackler, son una herramienta para combatir las molestias en articulaciones. Por lo cual, estos deben de usarse de forma muy ocasional, con el fin de ayudar a complementar las terapias duraderas que tratan el dolor en las articulaciones.

Sin embargo, el cirujano ortopédico destacó que hay diversas maneras para abordar el dolor articular crónico, las cuales deben de ser hechas bajo supervisión médica. Según comentó con NotiPress, entre ellas se destacan hacer ejercicio y estiramiento, así como modificar la dieta.

También perder peso en personas con obesidad puede ayudar a disminuir las molestias en las articulaciones. Asimismo, se puede aplicar calor y hielo en la zona afectada, realizar terapia física y tomar medicamentos recetados para el dolor. Igualmente, se puede optar por utilizar medicamentos inyectables o someterse a una cirugía, incluido el reemplazo de articulaciones

Al hacer ejercicio constante, llevar una dieta saludable y disminuir de peso, la movilidad en las articulaciones puede mejorar, reducir inflamación y disminuir la presión ejercida sobre estas, con lo cual el dolor cesaría. Sin embargo, el doctor John Fackler destacó que el médico determinará los tratamientos para aliviar el dolor dependiendo de las causas de este y los remedios probados con anterioridad.