Tabasco, el estado natal del presidente de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO), es el primer productor nacional de cacao y uno de los actores más importantes en otros cultivos tropicales. Las actividades del sector agrícola son una de las principales fuentes de ingreso del estado del sureste mexicano. Ante ello, NotiPress entrevistó en exclusiva a José Friedrich García Mallitz, titular de la Secretaría para el Desarrollo Económico y la Competitividad (SEDEC) con el propósito de conocer cómo el sector agroindustrial tabasqueño planea la reactivación económica post pandemia.

Para el titular de la SEDEC, «una de las ventajas del sector agroindustrial es que fueron [actividades] esenciales [durante la pandemia]«. El funcionario destaca el programa Esencia Tabasco, orientado a fomentar el consumo y posicionamiento de los productos tabasqueños a nivel local, nacional e internacional. De acuerdo con datos recientes, el programa reporta el incremento de ventas de comerciantes y empresarios; en este sentido, la pandemia no detuvo el avance económico.

Debido a su declaración como actividad esencial, el sector primario no tuvo inconvenientes para continuar operando, en cambio, solo algunos insumos presentaron problemas logísticos que impactaron al sector agroindustrial. En tanto, cultivos como coco, cacao o chigua no fueron afectados por el confinamiento global, señaló García Mallitz. El programa Esencia Tabasco y otros más orientados a la innovación y desarrollo tecnológico contempla trabajar con cultivos en ciclos de mediano y largo plazo como la palma de aceite. Al respecto, el secretario destacó la apertura del Centro de Investigación e Innovación para la Sustentabilidad de la Palma de Aceite (CIISPALMA), orientado a ofrecer al mercado análisis de laboratorio para mejorar la producción y comercialización de productos agrícolas.

El laboratorio del centro de investigación CIISPALMA permitirá a los agricultores hacer análisis de otros cultivos distintos de la palma de aceite, promoviendo un incremento en la productividad agrícola del estado. Entre los cultivos beneficiados por este laboratorio están el cacao, coco, piña, limón o el chile, entre otros. García Mallitz destacó la posición agroforestal de Tabasco y dijo, «tiene tasas de crecimiento de cuatro veces más comparado con la media nacional«. El laboratorio del centro de investigaciones pone al estado a la vanguardia tecnológica.

Tabasco tiene entre sus planes de reactivación económica mantener las exportaciones de dos productos estrellas: cacao y azúcar. El jefe de la SEDEC resaltó la preponderancia de exportaciones de hasta el 80% del azúcar producida en los dos ingenios tabasqueños. Le siguen las exportaciones de banano, limón y piña.

Consultado sobre Sembrando Vida, el funcionario dijo estar en contacto con los responsables del programa federal para analizar la posibilidad de incluir el cultivo de palma de aceite. Esto, «al productor le da un retorno más rápido que un cultivo [como] caoba o cedro» y ejemplificó, «en el caso de la palma en cinco años cosechas y al año siguiente otra vez y así sucesivamente». García Mallitz calificó el programa impulsado por AMLO como positivo para el estado tabasqueño. Al respecto, la Federación Mexicana de Palma de Aceite (FEMEXPALMA) se mostró entusiasta con apoyar la reactivación económica post pandemia desde los distintos frentes.