Diversos informes señalan que la era de las tecnologías inalámbricas comienza a tener un mayor crecimiento, principalmente gracias a la red inalámbrica 5G o PCN. De igual manera, el Wi-Fi 6 también mostró un aumento, sobre todo en la industria empresarial donde se ha vuelto una alternativa atractiva para las organizaciones.

Solo en México el 63% de las compañías utilizan redes 4G y 5G para llevar a cabo sus operaciones. Asimismo, más de la mitad de las empresas utilizan esta tecnología para conectar dispositivos IoT (Internet de las cosas), según el reporte State of Wireless WAN 2022 de Cradlepoint.

Hoy en día, resulta difícil ignorar la capacidad de adaptación que han tenido las soluciones celulares privadas y su capacidad para soportar la red 5G. Esto ocasionó una reducción del uso del Wi-Fi a nivel empresarial.

Por su parte, las redes Wi-Fi 6 representan un una cifra menor dentro de las organizaciones, pero su rendimiento en comparación a las redes inalámbricas puede generar otras alternativas. En ese sentido, los expertos en Cradlepoint, compartieron algunas ventajas y desventajas de utilizar ya sea una red inalámbrica o una red Wi-Fi.

Una de las principales diferencias entre las PCN y el Wi-Fi 6 es la cobertura, ya que en varias situaciones las redes inalámbricas proporcionan conectividad a grandes áreas. Este aspecto no lo puede cubrir una red Wi-Fi, porque en cuestión de infraestructura, las PCN cubren 10 veces más espacio en comparación a una red Wi-Fi convencional.

En cuestión de latencia, la red 5G es casi nula, esta ventaja permite mejor conectividad entre dispositivos esenciales, mayor capacidad de automatización y una mejora general en comunicación. Sin embargo, en este aspecto la red Wi-Fi 6 ofrece menores niveles de latencia, siempre y cuando se esté en un canal adecuado, pero está limitado a solo 6 canales de conexión.

Ambos dominan el terreno de la conectividad, pero el impulso de las red 5G es mayor en comparación al Wi-Fi. Carlos Perea, vicepresidente para América Latina en Cradlepoint informó a NotiPress que el futuro va a coexistir con tres grandes tecnologías inalámbricas, la primera será celular pública, celular privada y Wi-Fi.

«El Wi-Fi llegó para quedarse, pero las PCN generan un mayor rendimiento en cuestión de aumento de velocidad, capacidad y menos latencia». Detalló Perea, quien agregó que las empresas reciben algo nunca antes visto, la capacidad de elección en términos de conectividad.

Si bien, las redes Wi-Fi dominan el terreno cuando se trata de conectar hogares, oficinas, campus y distintos tipos de infraestructura, la red móvil 5G ha ganado terreno a nivel empresarial. Esto debido a que las PCN buscan conectividad en exteriores, smartphones o dispositivos IoT cuando el Wi-Fi no se encuentra disponible.

De acuerdo con los expertos de Cradlepoint, la telefonía móvil se ha convertido en una alternativa atractiva frente a las redes Wi-Fi, sobre todo a nivel corporativo. Aunado a ello, el poder del Wi-Fi sigue latente, pero la tecnología celular o PCN han dado un paso adelante como la primer opción para las organizaciones que buscan mayor rendimiento operativo.