En esta ocasión, el autor japones nos adentra en la historia de amor de Sumire. Especificamente, la historia de su primer amor. Sumire una chica sencilla , quien dejo todo por lograr convertirse en novelista se enamora de una mujer de negocios, 16 años mayor que ella llamada Myû. La historia es contada por el mejor amigo de Sumire, un joven maestro de primaria, perdidamente enamorado de ella y no correspondido. El chico habia intentado transmitir sus sentimientos sin éxito, pero después de un tiempo se rindio ya que creía que la personalidad de Sumire le impediria tomarse la confesión de forma seria.

Sumire, antes de conocer a Myû, era una chica romantica, cínica e ingenua. Hablaba sin parar y no congeniaba con muchas de las ideas de la gente. Era una chica con muchisimas dudas que luchaba descaradamente por encontrar respuestas. Cuando Sumire conocio a Myû fue durante la boda de una de sus familiares. Ambas tuvieron la suerte de sentarse junto a la otra en el banquete de bodas y como si un rayo la hubiese fulminado mientras cruzaba una vasta llanura, Sumire se enamoró. Obviamente, contó este primer encuentro y su descubrimiento a su mejor amigo. Había análizado la razón por la que no habia salido con nadie antes, Sumire no habia sentido especial atracción hacia nadie en particular. Realmente ningun tipo de atracción, ni física ni sexual. Pero en cuando conocio a Myû, supo que estaba completamente enamorada y atraida en todo sentido hacia ella.

Ambas mujeres fueron haciendose más y más cercanas con el pasar del tiempo y la obviedad de los sentimientos de Sumire hacia Myû era cada vez más perceptibles para la empresaria. Sim embargo, no alejaba a Sumire ni le daba mayores esperanzas, simplemente la mantenia cerca de ella. Tan cerca que le ofrecio un puesto de trabajo en su propia empresa, le rento un apartamento, la hizo vivir en un departamento más cercano a su trabajo y la llevaba a cenar o se ofrecia a llevarla. Muchos podrían tomarlo como señales contradictorias. Incluso pudo haber sido muchisimo más contradictorio cuando la invito a tomar unas vacaciones con ella en una isla griega. Todo el ambiente pudo haber confabulado para que el romance floreciera, sin embargo un hecho inesperado cambio todo.

Myû termino llamando al mejor amigo de Sumire ocho días después de sus vacaciones. No explicó completamente la situación, simplemente le dijo que necesitaba que dejará Japón y tomará un avión hacia Europa en ese momento ya que había una emergencia. El chico sin perder más tiempo, ese mismo día se encontraba llegando a la isla griega para encontrarse con aquella elegante mujer y enterarse de que su mejor amiga llevaba unos cuantos días desaparecida. Myû le comentó un suceso muy intimo que habia sucedido entre ambas, pensando que tal vez aquella experiencia pudo haber sido el catalizador para que Sumire escapara de la casa veraniega en la que descanzaban y hubiera desaparecido.

La novela fue publicada en 1999 y como en todas sus historias, Murakami ofrece un gran relato cuyo significado dependerá mucho de la percepción del lector para traducir su mensaje. De igual manera, el mistizismo y la sensualidad inundan cada palabra, cada roce no dado entre la relación de estos tres personajes. Desafiando todas nuestras creencias, Murakami nos invita a dar un desenlace a esta historia de amor y a descubrir el destino final de nuestra protagonista.

<<Lo que importa no son las grandes ideas de los 
otros sino las pequeñas cosas que se te ocurren a ti>>.

Sputnik, mi amor – Haruki Murakami

Por: Paty Guzmán

Ana Patricia Guzmán es estudiante de negocios internacionales del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Apasionada lectora que comparte con nosotros las diferentes historias que vive día a día. Conocedora de la importancia de las palabras, ya que mal empleadas pueden ocasionar caos a nuestro alrededor. Sin importar el género literario, todo aquel que escribe o lee lo hace con el propósito de adentrarse a un nuevo mundo. Todos tenemos una historia que contar, ella nos ayudará a descubrir nuevos mundos para que con el paso de las páginas nos adentremos en un mundo propio.