Durante la primera ola de la pandemia por la Covid-19 empresas gastaron 15 mil millones de dólares adicionales en tecnología, de acuerdo con KPGM. De esta manera, las empresas, especialmente las pequeñas y medianas (pymes) en México, se han podido adaptar a las nuevas soluciones tecnológicas, tales como las fintech.

Por otro lado, el flujo de financiamento internacional se ha visto en crisis por la inflación y en ese aspecto, el sector energético cuenta con dificultades por la invasión en Ucrania. Además, la inversión y consumo en México se ha visto afectado por el aumento de las tasas de interés.

Sin embargo, de acuerdo con un comunicado de prensa de Routefusion, al cual NotiPress tuvo acceso, las fintech han sido una herramienta esencial para reactivar el sector comercial. Ya que, esta fintech ofrece herramientas confiables y ciberseguridad garantizada a menores precios. Además, cuenta con un enfoque prioritario en mercados emergentes y productos innovadoras para acelerar las opciones de pago, crédito y ahorro de las pymes.

Alfred Pepping, director de Routefusion en América Latina, explicó que la empresa brinda en la actualidad las mejores vías para aumentar los negocios y la administración financiera. Asimismo, el objetivo, según Pepping, es facilitar el acceso a servicios financieros seguros, rápidos y de costo accesible. Con lo cual, se beneficiará a las pymes de México que desean exportar y fomentará el comercio exterior, propiciando una balanza comercial próspera.

Pero, no se toma en cuenta el significado de las fintech en el crecimiento económico de un país. A pesar, de presentarse como una alternativa que contribuye a resolver inconvenientes para ayudar a los negocios crecer de forma significativa.

Asimismo, el comunicado destacó que es algo positivo para los bancos tradicionales ofrecer de manera más frecuente vías de acceso electrónicas. Sin embargo, la cantidad de personas con al menos un producto financiero disminuyo casi un por ciento del 2018 al 2021.

Bajo ese contexto, pymes como Routefusion permitirían brindar distintos servicios financieros a empresas innovadoras. Los productos tienen la capacidad de configurarse para hacer transferencias de cualquier tipo, ya sea ACH, SPEI, SEPA o SWIFT. Además, se puede realizar a cualquier hora y en otro país facilitando el pago y cobro de facturas.

Con la plataforma multipago se pueden resolver en corto plazo los ingresos, contratos, asociaciones y definiciones financiaras. Lo cual, permite a una empresa continuar sus actividades económicas y generar resultados a pesar de las condiciones limitantes de la banca tradicional.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) aseguró que el 97% de la población adulta en México tiene posibilidad de acceder al sistema financiero. Sin embargo, únicamente el equivalente al 56% utiliza algún tipo de producto financiero.

Colton Seal, cofundador y CEO de la compañía, concluyó que es importante aprovechar actualmente el aumento de tecnología en México para introducir fintech. Ya que, las pymes se encuentran en la mejor posición para expandir su negocio a nivel mundial.